Estimulación cognitiva con nuevas tecnologías: algunas claves

  • 0

Estimulación cognitiva con nuevas tecnologías: algunas claves

IMG_20170202_112604

En la actualidad, las nuevas tecnologías forman un papel muy importante en la vida de las personas. Desde el teléfono móvil, hasta el GPS, pasando por el ordenador portátil o por la tablet, son dispositivos sin los cuales a día de hoy no sabemos vivir.

Y si los usamos para el trabajo, el ocio, realizar compras o programar un viaje…¿por qué no utilizarlos también para estimular nuestras neuronas?

Las nuevas tecnologías son un buen complemento para los tratamientos de deterioro cognitivo ya que ayudan a complementar el trabajo realizado en terapia. Son uno de los mejores aliados para dar continuidad al trabajo que se realiza en la consulta/centro y reforzar así las habilidades adquiridas durante el tratamiento.

Son muchas y variadas las aplicaciones que podemos usar, tanto en nuestro ordenador como en nuestra tablet para que nos ayuden a ejercitar las funciones cognitivas y nuestro cerebro esté activo.

Hay multitud de opciones. Hay determinadas aplicaciones que nos ayudarán a trabajar la atención, la memoria, el lenguaje… y tienen la opción de elegir el nivel que se desea, esto es, se puede ver el progreso que se va teniendo al utilizarlas ya que los niveles irán aumentando y por tanto también la dificultad. Esto también nos beneficiará pues, los retos se irán complicando y nuestro cerebro tendrá que seguir ejercitándose para poder completar el ejercicio correctamente.

Para utilizar la aplicación correcta y que mejor se adapte a nuestras necesidades, el primer paso sería hablar con un profesional y realizarse una valoración. De esta forma, el profesional, podrá recomendar las aplicaciones más adecuadas a cada caso particular, indicando cuáles serían las aplicaciones más apropiadas para cada persona así como los niveles de dificultad sobre los que se tendría que trabajar.

Por tanto, hay que tener en cuenta que todas y cada una de las aplicaciones que se utilicen, estarán adaptada a las necesidades de cada paciente y por tanto podrá ejercitarse de forma más exhaustiva aquellas funciones que puedan estar más dañadas.

Por todo ello, y teniendo en cuenta que en la actualidad las nuevas tecnologías forman parte de nuestras vidas, debemos intentar sacarles el máximo rendimiento posible utilizándose también para ejercitar nuestro cerebro y retrasar así el deterioro cognitivo.


Síguenos en facebook

Comentarios recientes