Atención social

 

Asesoramiento social

El diagnóstico de una demencia es el punto de partida de una serie de vivencias que experimentan tanto el paciente como sus familiares, que tiene repercusiones no sólo en el ámbito físico y cognitivo, sino también en el social, económico, laboral, psicológico y familiar. La enfermedad provoca un impacto en la vida de las personas que puede ocasionar diferentes necesidades sociales que desde el servicio de atención social pretendemos prevenir, identificar y resolver.

A través de la atención social, generamos un clima de empatía y escucha hacia las personas con una enfermedad neurodegenerativa y sus familiares, potenciando sus propios recursos personales y guiando a los mismos hacia el camino más adecuado para solventar los problemas presentes y afrontar la enfermedad de la mejor manera posible, mejorando la calidad de vida de los afectados: paciente, su familia y cuidador principal.

El servicio de atención social es prestado por la trabajadora social, en continua coordinación con los psicólogos de nuestro centro.

 

Objetivos

Este servicio tiene como objetivos:

  • Informar acerca de las actividades que se desarrollan en el centro y que más se ajusten a las necesidades de la persona.
  • Fomentar la participación de las personas en las actividades del centro.
  • Informar, orientar y valorar conjuntamente con la familia los recursos sociales, sanitarios o sociosanitarios más adecuados para la necesidad y problemática que plantean.
  • Estudiar la demanda de los usuarios, con el fin de realizar una intervención social adecuada a cada situación.
  • Colaborar y orientar a las familias en la tramitación y gestión de ayudas y recursos sociales existentes.
  • Ayudar a planificar los cuidados que debe recibir o necesitará el enfermo en un futuro.