Llámanos: +34 656 643 111

Estimulación Cognitiva Madrid

Calle Viriato, 50. 28010 Madrid

Cuidar a quienes cuidan: el síndrome de Burnout

Una de las principales causas de la pérdida de autonomía en el adulto mayor es el deterioro cognitivo y las enfermedades neurodegenerativas, siendo fundamental la figura del cuidador principal que pueden ser los mismos familiares o cuidadores formales. Sin embargo, cualquier persona que realice el cuidado de un adulto mayor con deterioro cognitivo presenta riesgo de sufrir agotamiento y sentirse sobrepasado por la demanda del mayor, lo que se conoce como “síndrome de burnout”. Las tres características principales que se observan en del burnout son las siguientes:

  • Baja realización emocional: las personas que lo sufren tienden a la autoevaluación negativa sobre todo en lo que al trabajo respecta, sienten que su capacidad para realizarlo y para relacionarse con las personas a las que se atiende no es la adecuada.
  • Agotamiento emocional: sienten que no pueden dar más de sí mismos tanto en los aspectos afectivos como emocionales.
  • Despersonalización: desarrollo de sentimientos y actitudes cínicas y negativas hacia las personas con las que trabaja.

La aparición del burnout es progresiva y se aprecian cinco fases en el proceso:

  1. Fase de entusiasmo: etapa inicial, las expectativas son positivas.
  2. Fase de estancamiento: el trabajo aún es una fuente de realización personal, pero comienza a percibirse que las expectativas no se están cumpliendo. Comienzan a aparecer algunos síntomas físicos como dolor de cabeza.
  3. Fase de frustración: es el inicio del síndrome de burnout. La motivación desciende y se incrementa el agotamiento emocional y los sentimientos de falta de habilidades. Los síntomas físicos aumentan.
  4. Fase de apatía: Se da el fenómeno de la despersonalización, se evita afrontar los sentimientos de baja realización y de agotamiento.
  5. Fase de quemado: los sentimientos sobrepasan a la persona.

La relación entre la sobrecarga y la presencia de Síndrome de Burnout está ligada al tiempo diario de dedicación al cuidado encontrándose una mayor sobrecarga en personas que dedican de 6-15 horas al día y más de 5 años seguidos dedicados al cuidado.

La exposición continua al estrés y la carga emocional asociada con el cuidado de personas con deterioro cognitivo se relaciona con síntomas de ansiedad y depresión en los cuidadores, como por ejemplo tristeza, preocupación excesiva, irritabilidad, taquicardia, etc.

Para prevenir o aliviar la sobrecarga que implica el cuidado es recomendable conocer e informarse sobre el deterioro y la sintomatología asociada, ya que la falta de conocimiento sobre la enfermedad puede contribuir a la sensación de impotencia y frustración entre los cuidadores.

Así mismo, el autocuidado o cuidarse a uno mismo es una herramienta clave a la hora de gestionar el burnout. Para poder cuidar de otra persona es imprescindible tener bienestar físico, emocional y social, ya que nuestro estado influye directamente en la persona a la que prestamos el cuidado. Para mejorar el bienestar físico se recomienda descansar bien, realizar ejercicio y seguir una dieta saludable. También es necesario solicitar asistencia sanitaria cuando se necesite. Para el bienestar emocional es recomendable practicar técnicas de relajación, identificar y expresar las emociones para poder gestionarles más adecuadamente. En cuanto al bienestar social, es importante mantener las aficiones, seguir realizando actividades de ocio y mantener las relaciones con amigos y familiares para evitar el aislamiento y contribuir a un mejor estado mental.

Entre otras recomendaciones, es conveniente aprender a pedir ayuda, ya que contar con apoyo suficiente disminuye la sensación de sobrecarga y se reparte la responsabilidad del cuidado.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Entradas relacionadas
¿Cómo influye la lectura en el cerebro?

El cerebro y la lectura

Todos queremos tener una salud -tanto física como psicológica- excelente, y para ello es imprescindible que nuestro cerebro también lo esté. De hecho, nuestro cerebro es

La incapacitación judicial explicada con detaller por la Academia Neurona

Incapacitación Judicial

¿En qué consiste la incapacitación judicial? Una problemática que se presenta frecuentemente a los familiares de personas mayores se produce cuando dichos parientes han de

Catalogo de servicios y prestaciones

Ley de dependencia: catálogo El Catálogo de servicios y prestaciones económicas sobre el que elegir una vez reconocido el grado de dependencia, es el siguiente: